Por qué elegirnos

Te damos 3 razones

Basamos la relación con nuestros clientes en la confianza

Queremos que nos elijas y repitas porque sabes que detrás hay un trato cuidado y cariñoso a los productos y a quienes van a disfrutar de él. No queremos ser el típico pesado que te hace la pelota sino alguien que te cuidaría como tu propia abuela o ese colega que nunca te falla

Primera

Cuidando también a nuestros proveedores y estableciendo sistemas de selección basados en la calidad del producto y en su origen

Cuando consumes nuestro gazpacho estás bebiendo tomates murcianos y aceite de oliva virgen extra de Andalucía. Por eso el sabor y el color nunca es exactamente igual: porque en la vida real los tomates nunca lo son (aunque sí igual de ricos, porque para eso los controlamos uno a uno).

Cuando pides un plato con pollo, recibes carne de granjas certificadas donde se crían animales de corral que se han alimentado con una dieta lenta 100% vegetal.

En los casos en los que el origen nacional es imposible, como en determinados pescados, en Platerío seleccionamos a proveedores que crean empleo y procesan sus productos en España siguiendo los estándares alimentarios, sanitarios y laborales de la Unión Europea. No sirve de nada ser buenos en casa y cerrar los ojos con lo que pasa fuera de ella.

Nuestro platos no utilizan conservantes añadidos salvo los propiamente naturales que contienen las materias primas (por ejemplo, ya sabes que el limón es un conservante y un antioxidante). ¿Y por qué no se estropean? Por la forma de cocinarlos.

Cocinamos exactamente igual que lo harías en tu casa o un chef en su restaurante, con dos excepciones: la temperatura está controlada durante todo el proceso y, una vez acabado, los alimentos se envasan en una atmósfera protectora que conserva los alimentos en su estado original hasta 45 días, si no se altera la cadena de frío.

Puedes consultar más datos en dudas frecuentes

Segunda

Disponemos de sistemas de control internos y externos que garantizan la máxima seguridad y calidad alimentaria

Todas nuestras producciones cuentan con un testigo de control que es analizado en nuestro laboratorio interno y en laboratorios externos, y que permanece custodiado hasta que sobrepasa su fecha de caducidad.

La comida de quinta gama no solo sirve para ahorrar tiempo, sino también para minimizar cualquier riesgo relacionado con su consumo. Nuestras instalaciones, nuestros platos y quienes los manipulan están sometidos a controles diarios de calidad tanto por las autoridades sanitarias como por nuestros propios clientes hosteleros. Y, naturalmente, por nosotros mismos.

Nuestra plantilla cuenta con personal especializado y formado en las áreas de la tecnología de los alimentos, biología y nutrición que velan por el cumplimiento estricto de todos los procesos. Y por tu tranquilidad, que eso sí que es importante.

Tercera

Todos nuestros productos cuentan con el sello “M Producto Certificado” que otorga la Comunidad de Madrid a empresas locales que garantizan productos de cercanía con una calidad diferenciada

Platerío se basa en conjugar la capacidad de innovación agroalimentaria con la tradición de nuestra comida. Por eso podemos hacer cosas tan mágicas como que un cocido te llegue a casa a través de un mensajero, que tú solo tengas que calentarlo y que, sin embargo, ¡¡sepa a cocido!!

Además, a lo largo de 2020 vamos a transformar todos nuestros envases para garantizar también la sostenibilidad ambiental de nuestro proyecto conservando la seguridad. En los próximos meses, los envases de nuestros platos serán sustituidos progresivamente por otros biodegradables. Porque cocinas hay de muchos tipos, pero planetas solo tenemos uno.

De momento.